La productividad y la distribución de la carga de trabajo

Se tiende a cargar de trabajo a las personas más productivas de una organización hasta que se supera el umbral que pueden soportar. Cuando esto se produce la única forma que tienen de sacar el trabajo adelante es invirtiendo más horas. Como también existe un límite para el sobreesfuerzo, llegará un momento donde no se pueda seguir obteniendo la misma calidad en los resultados y se incumplan los plazos.

Resultado: se tiene a personas cansadas y que empiezan a desmotivarse y que se preguntarán con cada vez más insistencia, ¿por qué me piden que esté en todos lados y no se le exige eso a otros?.

En eso caemos todos, cuando hay un problema siempre tendemos a asignárselo a quienes sabemos que lo va a sacar adelante de la mejor manera posible, pero si siempre son los mismos, tendríamos que plantearnos por qué el resto del equipo no funciona igual (o, al menos, parecido) y si es mejorable de alguna manera su contribución o hay que hacer sustituciones en el mismo.

Por otro lado, es necesario ser objetivos con aquellas personas que nos sacan las castañas del fuego una y otra vez, que se sienten parte del equipo y permitirles un desarrollo profesional acorde a todo lo que están aportando.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.217 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: