archivo

Archivos diarios: febrero 10, 2012

Un gestor requiere ser ordenado, responsable, coordinar de manera adecuada los proyectos en los que participa y realizar una gran cantidad de tareas relacionadas con los procesos propio de su organización y de la del cliente.

Además, si es un buen gestor, dará la cara por su equipo ante el cliente y ante su propia empresa si es preciso. Esto en ocasiones genera mucho desgaste porque se tiene casi siempre la sensación de que se está en medio de todo y que no terminas de dejar contento a nadie: ni a tu equipo, ni a tu empresa, ni al cliente. Pero son sensaciones, si haces bien tu trabajo, tal vez no te consideren un visionario, el niño más inteligente de la clase, pero sí conseguirás un respeto que muchos líderes no son capaces de conseguir.

Por tanto, tan importante es tener buenos líderes en una organización como tener buenos gestores.

De igual manera que existen líderes que consideran un estorbo o una distracción las tareas de gestión ordinaria (y necesaria), hay gestores que no se sienten cómodos por dar ese salto al vacío que dan muchos líderes, por esa orientación a la consecución de ciertos objetivos, en muchos casos, sin reparar en lo que se deja por detrás.

Un líder no tiene por qué ser necesariamente un buen gestor. Su misión es crear más líderes, personas que puedan con su iniciativa mejorar los resultados de la organización para la que trabaja y mejorar a las personas con las que colabora profesionalmente.

A este antipatrón se llega cuando en lugar de aprovechar el principal talento de un líder, que es precisamente ese, ser líder (por muy bueno que sea haciendo otras tareas), se les dedica a atender tareas de gestión donde pueden ser auténticos desastres.

No se trata de ser líder o gestor, hay líderes que son excelentes gestores, sino de saber identificar cuándo una persona de estas características, por su carácter, por su motivación actual, por la intensidad con que se plantea los retos, puede realizar de manera adecuada esas tareas (muchos piensan que son un entretenimiento y una pérdida de energía que los aparta de sus verdaderas metas).

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.225 seguidores