Antiproductividad

- Organización que no premia ni los esfuerzos ni los resultados.

- Organización donde solo importa que vengas a trabajar.

- Organización que incluso te pone problemas si quieres hacer un esfuerzo especial para sacar adelante un proyecto.

- Organización que no te plantea una carrera profesional.

- Organización para la que solo importas cuando tiene un problema que solo tu equipo o tu podéis arreglar.

- Organización en la que tus jefes nunca preguntan cómo estás.

- Organización en la que el criterio para mejorar tus condiciones se basa en con quién te relacionas y no en lo que haces realmente.

- Organización en la que no existe comunicación y en la que siempre te enteras de todo por terceros.

- Organización en la que no se fomenta la existencia de unos objetivos generales y en la necesidad de que los equipos y personas estén integrados para alcanzarlos.

Lo peor de todo es que esta lista podría seguir extendiéndose mucho más y seguiríamos identificándonos con más y más elementos de la misma.

About these ads
7 comentarios
  1. Ricardo dijo:

    Supobgo que nadie quiere trabajar ahí. Habría una rotación brutal y los productos creados serían malos. Por ello supongo que al final moriría esa empresa. A no ser que esté cerca de una universidad y tenga un flujo constante de carne fresca. Es lo único que se me ocurre.

    • jummp dijo:

      En el artículo indico algunos tipos de entorno laboral que podemos encontrarnos, algunos se sentirán identificados con alguno de ellos, otros con varios, otros con todos y otros podrían añadir una lista dos o tres veces más grande que la que he puesto.

      Desgraciadamente esta situación está a la orden del día, no se actúa contra ella y está siendo realmente el principal enemigo de la productividad en administraciones y empresas.

      ¿Existe rotación? En muchas de ellas sí, en otras menos. En el contexto laboral actual la rotación en este tipo de organizaciones es menor que si las circunstancias del mercado de trabajo fueran otras.

      No se premia el talento, no se premia la actitud, no se premian los resultados, se tiende a lo fácil, a aplicar unas políticas comunes a todo el mundo, a hacer una media aritmética que no hace otra cosa que crear un entorno laboral mediocre y ante una situación así solo se puede aspirar a resultados mediocres.

  2. oskar dijo:

    @Ricardo todo lo contrario, estas empresas “cárnicas” se han especializado en conseguir grandes proyectos con unos beneficios brutales, y por otro lado muchas veces se suelen centraren proyectos para instituciones públicas donde la “calidad” sirve más bien para nada, y solo vale que la cosa sea entregadaa tiempo.

    Las pequeñas empresas pequeñas, las pequeñas cooperativas,y los autónomos ponen su “punto” en la calida como contraposición a la “cantidad de líneas de código” que ofrecen estas cárnicas.

    Oskar

    • Ricardo dijo:

      Pues es una pena y triste.

      • jummp dijo:

        Realmente el tamaño no debe importar, lo que debe importar y estamos tanto tu como yo de acuerdo en que lo realmente importante es ser competitivo, pero con la visión de que la competitividad se consigue a través del desarrollo de buenos productos y de la satisfacción del cliente.

    • jummp dijo:

      Hay de todo, en las grandes y en las pequeñas, si bien, el enfoque que tienen las empresas grandes es la aplicación de la fuerza bruta, ya que realmente pocas de esas empresas actúan como una empresa, sino que en realidad son una serie de taifas bajo el poder del gerente de turno, cuando no las taifas son a su vez otra serie de taifas bajo el poder del jefe de proyectos de turno. Esta fragmentación debilita a las empresas y su forma de contrarrestarlo es poner por delante su marca y su capacidad de poner músculo encima de la mesa.

      Es cierto que los beneficios en el pasado han sido brutales, generalmente por enfoques de desarrollo orientados a la contabilidad, es decir, a sacar el máximo beneficio siendo la satisfacción del cliente un aspecto secundario (cuando no inexistente), sin embargo hoy en día están sufriendo mucho, sobre todo aquellas que de alguna u otra forma no han conseguido ser competitivas.

      Ante esta situación de fragmentación de las empresas grandes, las empresas pequeñas han surgido como una alternativa importante, entre otras cosas porque muchas de ellas han sido creadas por personas que han sufrido desde dentro las prácticas de empresas mayores y no estaban de acuerdo con esa forma de actuar.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.211 seguidores

%d personas les gusta esto: