Todos pueden opinar

Decía Séneca que: “Escucha aún a los pequeños, porque nada es despreciable en ellos”.

Me encuentro en muchas ocasiones donde no existe diálogo entre los diferentes niveles de una organización. Solo se escucha (si es que se escucha) al estrato inmediatamente inferior, confiando ciegamente en que la información que éstos transmiten es la correcta.

Eso supone un riesgo importante porque aunque no lo haga con mala intención es muy posible que su conocimiento real de lo que pasa por debajo suya no sea bueno. ¿Qué es su trabajo conocerlo? Sí, pero para llegar al detalle no te puedes quedar solo con lo que ves en primera línea, también hay que mancharse las manos y bajar a las trincheras.

Os puedo asegurar que en las trincheras se ven las cosas de otra manera y quienes están allí tienen opiniones muy valiosas que por lo menos deben ser escuchadas y analizadas. Si no lo haces te estás perdiendo una fuente de información muy importante para la toma de decisiones.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.220 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: