archivo

Archivos diarios: febrero 2, 2009

Un aspecto fundamental para el funcionamiento adecuado de una empresa de desarrollo de sofware es llevar una política adecuada de reclutamiento que esté basada en una planificación y en una estimación del crecimiento de la empresa. De esta forma la empresa puede crecer adecuadamente desde la base e ir promocionando adecuadamente al personal que por méritos y experiencia se lo haya ganado. Esto no quiere decir que si en el mercado laboral aparece una persona con talento y experiencia no se le contrate, antes al contrario, pero si quiere decir que la empresa crecerá con orden y probablemente se equivocará menos en los fichajes y las equivocaciones además provocarán un menor perjuicio para la empresa.

Es muy interesante el crecimiento de la empresa por abajo, ya que por regla general la empresa trata bien a esas personas, el grado de fidelidad de las mismas a la organización será mucho mayor y una vez superada la fase de aprendizaje su rendimiento será óptimo, ya que habrá crecido acorde a la política de la empresa y no se verá influido por las políticas de otras que lo mismo no tienen nada que ver con la tuya.

Como hay mucha competencia en todas las empresas del sector informático en cubrir esos puestos base, yo recomiendo que el talento se busque ya desde la universidad o en los ciclos superiores de informática. Para ello:

1) Da a conocer tu empresa y demuestra lo atractiva que es. El marketing no solo sirve para captar o fidelizar clientes sino también para atraer talento.
2) Establece acuerdos para ofrecer trabajo en prácticas.
3) Organiza concursos donde desde la universidad y los ciclos superiores se pueda demostrar el talento.
4) Ofrécete a impartir un seminario o algunas clases prácticas sobre una tecnología concreta de la que te interese obtener personal para tu empresa, de esta forma conocerás de forma estrecha a alumnos y profesores y podrás ver sobre el terreno futuras promesas.

No obstante como todo no se puede prever y no se debe renunciar a oportunidades de negocio (ya sabéis el famoso dicho de que hay trenes que solo pasan una vez), se pueden producir circunstancias donde la carga de trabajo es superior a la que se tenía prevista y a la que puede sostener el equipo actual de la empresa durante un período razonable de tiempo. Ante esta situación de excepcionalidad la política de contratación y reclutamiento debe adaptarse a ella, lo que debería provocar no solo la contratación de personal de base, sino de personal con los conocimientos y experiencias adecuados para ser productivos casi desde el momento en que entran por la puerta de la empresa. Aqui el margen de error es mayor, ya que la apuesta de la empresa ha sido mayor. Para reducir el margen de error hay que tener muy buenos reclutadores y también ofrecer condiciones laborales que permitan atraer talentos a la empresa.

Una empresa, lo he dicho ya en múltiples post se fundamenta en llevar una gestión ordenada y organizada de la misma, pero por muy bien que se gestione es necesario tener la mejor materia prima para conseguir los mejores productos con un nivel de rentabilidad alto.