archivo

Archivos diarios: febrero 13, 2009

Cuando las cosas van bien, es tendencia del ser humano la autocomplacencia.

En el ámbito de las empresas la autocomplacencia es un grave problema, ya que una cosa es la estabilización del negocio y de los procesos y otra pensar que con eso está todo arreglado (no digo que no sea importante, es más, es fundamental, tener la empresa organizada, bien gestionada y con recursos suficientes para obtener productos de calidad, pero no hay que olvidar que no es lo único importante).

La competencia es grande y la autocomplacencia es una ventaja para los competidores. Si no haces un esfuerzo por mejorar tus procesos (en el caso de una empresa de desarrollo de software, sería por ejemplo, mejorar continuamente la calidad de los productos que se entregan (= satisfacción del cliente), minimizando en lo posible el coste de desarrollo y con la inquietud de explorar nuevas posibilidades y alternativas tecnológicas) o por buscar negocio, cuando te des cuenta te han pasado por la izquierda y por la derecha multitud de empresas y ese terreno no es fácil de recuperar.