archivo

Archivos diarios: febrero 23, 2009

Ya he hablado muchas veces de los frameworks de desarrollo, desde lo que son las piezas base del mismo, hasta llegar al nivel de componentes reutilizables (de alto y bajo nivel en función del proyecto), pasando por la selección de una arquitectura óptima para el proceso de desarrollo.

Todo lo anterior ahorra costes de desarrollo y si el framework es estable, pues también asegura un número de errores mínimo provocado por los mismos, por lo que también supone una buena base para la calidad de la entrega.

En este post, hablo de ir a más, de crear componentes software a nivel de aplicación, diseñado de tal forma que con una parametrización de la misma pueda ser implantada en diferentes organizaciones. Lo de la parametrización es lo óptimo, sé que no siempre se puede llegar a ese punto, pero por lo menos se debe lograr que esas piezas completas de software se puedan adaptar a una organización aplicando los menores cambios posibles sobre su código.

Diseñar software así no es sencillo, pero tener un catálogo de productos software disponibles para su instalación y parametrización supone unos beneficios en cada venta muy considerables, además de situarte frente a tus competidores en una situación privilegiada.