archivo

Archivos diarios: marzo 3, 2009

Desde hace unos pocos años está muy de moda el concepto de producción industrializada de software, queriendo dar una semejanza entre los procesos industriales de fabricación de coches, lavadoras, ordenadores, etc… y el proceso de desarrollo de software.

El concepto de producción industrializada aplicada al software es relativamente reciente, aunque se viene aplicando en las empresas de desarrollo de software desde prácticamente los inicios de la programación y se ha visto reforzado en los últimos años con la aparición de potentes frameworks de desarrollo, potenciados por las distintas empresas para reducir los costes de desarrollo y la programación aplicando patrones de diseño y la reutilización de componentes de análisis, software y documentales.

Es decir, las empresas desarrolladoras de software siempre van a intentar reducir los tiempos de desarrollo, aplicando algunos conceptos de lo que es la producción industrial. No obstante, en el software hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos se trata de un desarrollo a medida, lo que provoca que soluciones software parecidas tengan un enfoque distinto en función del cliente que la ha encargado. Esto rompe el concepto de producción industrial y nos dirige a un proceso más realista como es el del desarrollo moderno de software basado en arquitecturas que utilizan patrones de diseño, un framework de base y un catálogo de componentes.