La reducción al absurdo.

Imaginaros que no hace ni un año se habéis comprado un coche que funciona estupendamente, es espacioso y consume poco y que os ha costado una pasta ganada con mucho esfuerzo y sacrificio.

Y que sale una “Ley” que dice que no se puede utilizar ese modelo de coche, sino otro, y que por tanto ese coche que funciona estupendamente y que para comprarlo te lo has tenido que currar muy mucho, lo tienes que llevar al desguace y además currarte y pagar el otro modelo de coche.

Pues bien, una situación como esa, sin metáforas, he vivido hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: