archivo

Archivos diarios: marzo 27, 2009

En mi departamento seguimos dando pasos pequeños, pero firmes para tener una infraestructura de desarrollo de software en condiciones.

– El uso de Subversion ya es generalizado, por lo que tenemos un control absoluto sobre los fuentes de las aplicaciones.
– El uso de Artifactory también es generalizado, por lo que también tenemos un control absoluto sobre las librerías que se utilizan y las tenemos en un espacio distinto a los fuentes.
– El uso de maven para las entregas e implantación también es generalizado y se está generalizando la implantación mediante Hudson.
– Tenemos un libro blanco de desarrollo que de un tiempo a esta parte ha orientado los desarrollos a una arquitectura y una tecnología común, lo que facilita la reutilización y el mantenimiento. En la actualidad se está retocando dicho libro para actualizarlo tecnológicamente, acotar un poco más el abanico de posibilidades y soluciones a utilizar y modificar drásticamente la forma de documentar los proyectos, basándonos en una herramienta CASE (independientemente de que haya documentación extra-CASE).
– La metodología de peticiones de entregas y de comunicación de incidencias en las pruebas con las empresas desarrolladoras también se está generalizando.
– La documentación de los proyectos está centralizada en un ECM (en nuestro caso Alfresco), con una estructura de carpetas por proyectos. Esta forma de organizar la documentación va a variar con la nueva versión del libro blanco que como he comentado se va a basar en el uso de una herramienta CASE.
– Se ha terminado de implantar una herramienta para gestionar los proyectos de manera que no tengamos la gestión en diversas herramientas y soluciones. A partir de ahora vamos a tratar de que la gestión de todos los proyectos esté centralizada en Redmine. Probablemente más adelante “truquemos” Redmine para comunicarlo con Alfresco, para añadirle alguna característica como la gestión de incurridos, etc…

Todavía nos queda mucho camino por recorrer, pero creo que la dirección que hemos tomado es adecuada. Mi único mérito en todo este asunto ha sido escuchar y dejarme aconsejar por gente que sabe mucho, muchísimo de lo que es el proceso de desarrollo de software. También hay que destacar la acogida que ha tenido esta infraestructura entre mis compañeros porque sin su colaboración nada hubiera sido posible.