archivo

Archivos diarios: abril 4, 2009

Una de las cosas que más incómodas me resulta es cuando hablo con alguien y no tiene la paciencia de escuchar. Si esa situación, además se produce en el trabajo, con una persona con la que tienes que colaborar frecuentemente, se podréis imaginar las trabas que eso supone al trabajo en equipo y a los resultados que se pueden obtener con ese trabajo.

Hay que escuchar, ¿qué a veces estamos muy ocupados?, ¿qué el tema no es interesante?, hay que escuchar, ya que llegará el momento en el que esas personas nos tendrán que escuchar y no querremos que desconecten de nosotros a los treinta segundos de la conversación.

El usuario es el eje fundamental del desarrollo de un sistema de soporte a la decisión, ya que por muy buena técnica que se tenga a la hora de construir los modelos de datos (sean estrellas o desnormalizados), se dispongan de unas herramientas excepcionales e Business Intelligence o la ejecución final de los sistemas de explotación de información sea excepcional si no disponemos de una buena toma de requisitos y si el sistema final no está adaptado al tipo de usuario que lo va a utilizar la solución será un fracaso.

Esta realidad, por tanto no difiere de la que existe en los sistemas operacionales. No obstante, en los sistemas orientados al soporte a la decisión o a la explotación de la información es muy importante la experiencia del analista funcional a la hora de captar los requerimientos e implementar el modelo más adecuado, es decir, si tenemos buenos usuarios, pero la ejecución no es buena, seguirá desequilibrado el resultado final.

Por último, comentar que en esta serie de posts he agrupado bajo la denominación común de sistemas de soporte a la decisión un buen número de soluciones que tienen características distintas (reporting, web reporting, cuadros de mando, análisis dinámico de información, etc…) y que no tienen porque estar orientadas estrictamente a la toma de decisiones pero que presentan como características comunes una forma o una metodología similar a la hora de afrontar el proyecto. Todas ellas son diferentes a otro concepto como es la minería de datos que sigue una metodología diferente, utiliza otras técnicas y unas herramientas para el análisis de las interrelaciones entre los datos distintas. La minería de datos está más orientada a la extracción/verificación de hipótesis en base a la interrelación de los datos que forman parte del universo del estudio.