Saber escuchar

Una de las cosas que más incómodas me resulta es cuando hablo con alguien y no tiene la paciencia de escuchar. Si esa situación, además se produce en el trabajo, con una persona con la que tienes que colaborar frecuentemente, se podréis imaginar las trabas que eso supone al trabajo en equipo y a los resultados que se pueden obtener con ese trabajo.

Hay que escuchar, ¿qué a veces estamos muy ocupados?, ¿qué el tema no es interesante?, hay que escuchar, ya que llegará el momento en el que esas personas nos tendrán que escuchar y no querremos que desconecten de nosotros a los treinta segundos de la conversación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: