archivo

Archivos diarios: abril 11, 2009

En un proceso de desarrollo de software las prisas son muy malas, ya que influyen en la calidad del producto.

Si eres cliente, marca plazos sensatos, si eres proveedor, lleva un ritmo constante en el proyecto y no lo dejes todo para el final y sobre todo si eres proveedor y ves que no se va a cumplir los plazos, habla con el cliente, si éste es sensato entenderá ante una justificación razonable un retraso en el proyecto, ya que todos los clientes lo que queremos es que el producto que se entregue sea de calidad.