archivo

Archivos diarios: abril 14, 2009

El concepto del coste total de propiedad (TCO: Total cost of ownership) se viene utilizando desde hace años en el mundo de la informática y sus fundamentos valen para prácticamente cualquier infraestructura física o lógica, dentro y fuera de las TICs.

Es muy importante tener en cuenta el concepto y no perderlo de vista ya que, centrándonos en el software, el coste total de propiedad no es sólo lo cuesta comprar el software o desarrollarlo, sino que hay que tener en cuenta otras aspectos como los mantenimientos que requiera la herramienta (incluidos el pago anual de licencia o mantenimiento de la misma), la infraestructura hardware y de software servidor que necesita y el porcentaje de ocupación que hace de los mismos, los recursos humanos TICs que requieren para su asistencia a usuarios, explotación, administración, funcionamiento, formación, etc…

No sólo hay que tener en cuenta el capítulo gasto, sino también el capítulo beneficio: mejora de la eficiencia en la gestión de un proceso de la organización, mayor control de la gestión, incremento de la imagen de la organización, servicio a la sociedad, etc…

El coste total de propiedad es tan importante que han surgido diferentes metodologías para su cálculo, centrándonos en el mundo de las TICs, que cada vez resulta más relevante en las organizaciones, un ahorro de costes sin pérdida de beneficios puede provocar un impacto significativo dentro de la cuenta de resultados de la organización.

Y en todo esto el software libre tiene mucho que hablar, ya que estamos hablando de un software que ya está desarrollado y que no requiere licencia (además del resto de características positivas que tiene este tipo de software), por lo que antes de pagar, por ejemplo cientos de miles de euros anuales en una licencia para adquirir un producto que además consume un elevado volumen de recursos hardware y humanos para su explotación y funcionamiento, habría que pensar si realmente merece la pena o no seguir ese camino.