archivo

Archivos diarios: abril 25, 2009

Lo tengo clarísimo. Si una persona dice un día blanco y al día siguiente te dice negro, quiere decir que no te estaba siendo sincera ni el primer día ni el segundo.

Cada día respeto más la coherencia en las personas. Claro que se puede cambiar de opinión, pero esas transformaciones súbitas de discurso no son casualidad y no son fruto de un cambio de opinión, sino de no ser claro y de no ser coherente.

De una persona coherente te puedes fiar, de las que no son coherentes no, porque no sabes mañana con qué pie se va a levantar o con qué mano te va a golpear.