archivo

Archivos diarios: mayo 15, 2009

Hace poco tuve una charla con un proveedor que dudaba sobre la conveniencia o no de documentar proyectos que no tenían mucha entidad. Le comenté que sí, que había que documentarlos, pero que la respuesta completa, aunque breve se la daría en mi blog.

Yo parto de la premisa de que todo desarrollo informático debe quedar documentado (en su justa medida) y de la máxima informática que dice que cuanto antes se empiece a programar, más se retrasa el proyecto.

Por su naturaleza, un proyecto pequeño no requiere mucha documentación y la que precisa además no es de gran entidad. Con un análisis de requisitos, los casos de uso más relevantes y un modelo de datos puede ser suficiente. Si además esto se hace con una herramienta CASE, pues mejor que mejor.

Mejor encontrarse con las dudas cuando se esté elaborando la documentación que cuando el desarrollo esté muy avanzado. La documentación aún en los proyectos pequeños, ayuda a eso, a analizar el universo del discurso, el proceso o utilidad que se quiere informatizar. No supone un esfuerzo excesivo, mejorará la calidad del resultado final, favorece la mantenibilidad de la aplicación y que el cliente esté más contento.