archivo

Archivos diarios: junio 5, 2009

En la coyuntura económica actual, la inversión en TICs, al menos en el ámbito de negocio en el que me muevo y conozco se ha reducido considerablemente, sobre todo en aquellos departamentos y organizaciones que todavía no han entendido lo que las TICs pueden aportarles y prefieren, por tanto, realizar inversiones en resultados finales que en la mejora de la eficiencia de sus procesos y la informatización de los mismos.

Por tanto, nos encontramos en un escenario, donde por un lado hay departamentos u organizaciones que no invierten en TIC (más allá del mantenimiento de la infraestructura software y hardware existente) y otras que continuando con la inversión, están más limitadas por los recortes económicos e invierten menos.

A todo esto hay que sumar la gran competencia que hay en el sector.

Ante esta situación, las empresas que ofrecen servicios TIC, pueden adoptar diversas soluciones, que serán distintas en función de la filosofía de funcionamiento y de recursos humanos de la empresa, pero que pasarán por un ajuste de los gastos en recursos humanos, a la facturación presente y prevista y por la reducción en los costes de producción.

Las empresas grandes suelen tener costes de infraestructura grandes ya que estan muy departamentarizadas, el personal de arriba de la pirámide suele estar muy bien pagado, las oficinas suelen estar en zonas privilegiadas y por tanto de alto coste, etc… Ante esta situación empresas más pequeñas y flexibles pueden encontrar una ventaja importante en el mercado, ya que tienen mucho más sencillo reducir costes al tener mayor margen de maniobra, esto a su vez permitirá hacer ofertas muy competitivas que, en muchos casos, serán difícilmente igualables por empresas más grandes.