Una máxima informática que se olvida demasiadas veces

Si algo funciona… no lo toques.

Los que nos dedicamos a la profesión informática tenemos la gran virtud de ser personas, por lo general, muy creativas, pero esa virtud se torna en defecto cuando la creatividad choca con la practicidad.

Vamos a ver, si tienes un producto que en otra organización similar ha funcionado, ¿para qué ponerse a tocar el núcleo de la aplicación?. Toca lo que haga falta de la capa de cliente y ajusta lo necesario en el negocio, pero no lo desvistas completamente para volverlo a vestir, porque probablemente se puede producir el mismo efecto que cuando compras un mueble que tienes que montar, ¿cuál es? que te sobre algún tornillo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: