archivo

Archivos diarios: junio 29, 2009

¿En cuántos proyectos en los que ha participado o desarrollado tu organización habéis empezado desde cero, es decir, desde el framework (si es que hay framework)?.

Si se tiende a cero, mala cosa, por muy potente o poderoso que sea el framework.

Me pongo a analizar algunas empresas desarrolladoras de software de éxito, sobre todo alguna emergente en los últimos años y no me canso de ver el mismo producto base revendido hasta la saciedad o bien adaptaciones del mismo (sin ser productos excepcionales, ni novedosos). Por muy baratos que los vendan (que además no siempre se venden baratos), el beneficio es prácticamente íntegro.

Hay muchos proyectos que por necesidades del cliente sí que se tienen que hacer desde cero e incluso con variaciones en el framework si así lo estiman las normas de desarrollo del cliente. En esto no entro. Sí que entro en otros proyectos donde el cliente tenga unas normas de desarrollo más relajadas y lo que le interese sea obtener un producto que colme sus necesidades, con un precio y plazo de ejecución razonable.

Salvo proyectos muy específicos, en la mayoría de los casos siempre hay partes que se pueden reutilizar de un proyecto a otro. En muchos posts he hablado ya no solo de la necesidad de disponer de un framework lo más potente posible, sino de disponer de un catálogo de componentes de más alto nivel reutilizables. En este post voy más allá, existirán proyectos donde lo que se puede reutilizar es la misma aplicación en sí, variando lo que se tenga que cambiar en la capa cliente (ya sabemos todos que simplemente cambiando la capa cliente una misma aplicación puede parecer otro totalmente distinta aunque la funcionalidad sea la misma) y en la capa de negocio o de acceso a datos. Para que un analista pueda hacer eso, necesita tener un conocimiento general de las aplicaciones que se desarrollan en la casa. Es por esto (aunque el objetivo no sea enseñar los productos para que se reutilicen) por lo que muchas empresas, de vez en cuando (una vez cada cuatro meses o semestralmente), hacen unas jornadas de divulgación entre los empleados, enseñándole a los mismos los proyectos más significativos que han terminado su ejecución en ese período o que están a punto de terminar.

También es cierto que es más complicado reutilizar cuando eres agente pasivo en una contratación, es decir, ganas un concurso (con esto no quiero decir que no se pueda reutilizar, pero digamos que la iniciativa, la lleva como es lógico el que contrata y te puede poner una serie de restricciones en el proyecto que te impidan en gran medida la reutilización), pero es más sencillo si eres agente activo, es decir, tienes un software que resuelve una temática concreta de un negocio y lo vendes a un tercero. Eso sí, en el acuerdo de venta debe quedar muy claro, hasta donde va a llegar la personalización, ya que en caso contrario, te puedes encontrar con que te desvistan entero el producto y sea lo mismo que empezar desde cero.