archivo

Archivos diarios: julio 1, 2009

Me comenta un amigo que a él le gusta mucho la orientación de un negocio al producto.

A mi personalmente me gusta, como también me gusta la orientación al servicio o la combinación de ambas estrategias.

Si nos centramos en la orientación al producto, estaríamos hablando de especialización. Y todos conocemos empresas que les ha ido muy bien con esta especialización, la cual les ha hecho ganar mucho dinero y expandir su negocio con nuevos productos o con la inclusión de servicios. Aqui tenemos por ejemplo Oracle o Google. También valdría el ejemplo que me puso mi amigo de la empresa californiana Blizzard Entertainment responsable del producto “World of Warcraft”.

Si la organización se dedica al producto quiere decir que ya lo tiene, independientemente de que el mismo necesite ser evolucionado o una vez vendido pueda requerir ajustes a cargo del cliente (aquí sería producto+servicio), si ya se tiene el producto, el problema será hacerlo llegar al cliente o lo que es lo mismo, venderlo y eso no fácil, como tampoco lo es la venta de servicios (dependerá también tu público objetivo, ya que si se trata de una administración pública, tendrás más fácil vender servicios que productos).

La venta será más o menos complicada en función del número de competidores, de la calidad de los productos que compiten con el tuyo, de lo implantado que estén otros productos en el mercado, de la suerte y de la capacidad comercial de tu organización.

Desde luego que si tienes un producto y lo consigues colocar en el mercado y tiene aceptación, tienes un auténtico comodín que dará mucha flexibilidad al negocio y apostar por nuevos productos y combinarlo con servicios.