archivo

Archivos diarios: julio 5, 2009

Bien es cierto que muchas veces las circunstancias del proyecto: falta de tiempo, falta de implicación y/o de criterio por el usuarios, etc… impiden hacer un análisis funcional de calidad, pero independientemente de eso hay que intentar realizar el mejor trabajo posible, de ahí la importancia de la experiencia y habilidades que debe tener un buen analista funcional.

También es cierto que otras veces se le da menos importancia al análisis funcional dando más peso a la solución tecnológica o simplemente a intentar conseguir un resultado y esto en la mayor parte de las ocasiones es un problema, porque no hay nada más peligroso en un sistema de información que el hecho de que camine sobre frágiles bases funcionales ya que tarde o temprano, ya sea en el propio sistema o viéndolo globalmente con el resto de sistemas de la información de la organización, terminará mostrando sus carencias y/o sus deficiencias y todos sabemos lo que cuesta parchear una aplicación informática.

Todo el que desarrolla sabe que los errores detectados en etapas tempranas como por ejemplo la etapa de análisis funcional son más baratos de solucionar que los errores detectados en etapas sucesivas, por eso, hay que intentar conseguir el mejor análisis funcional posible, teniendo en cuenta lo comentado en el primer párrafo y es que muchas veces por mucho que se quiera la calidad del mismo se ve afectada por factores externos.