archivo

Archivos diarios: julio 9, 2009

Uno de los aspectos que considero fundamentales en una organización es el establecimiento de mecanismos para que el conocimiento permanezca ligado a la misma y no a las personas que componen la misma. Ya lo sabemos todos, las personas vienen y van, pero la organización sigue ahí.

Evidentemente, por mucho que se documente todo y se comparta el conocimiento con el resto de compañeros, es imposible recopilar toda la experiencia de una persona, ya que el conocimiento no es solo información y datos, sino la forma de interpretarlos y ponerlos en contexto con cada situación concreta. Por este motivo, no se debe olvidar que la marcha de una persona de la organización, conlleva, sin duda, la pérdida de conocimiento. Cualquier otra consideración es engañarse.

Una vez conocido que un objetivo debe ser que el conocimiento permanezca en la organización, pero que es imposible desligarlo de las personas, queda llegar a la situación de equilibrio y es que en la medida de lo posible persistan los procedimientos de la organización (eso no es conocimiento, pero si el entorno de actuación) y que los proyectos de desarrollo de software, técnica de sistemas, etc… queden lo mejor documentados posible. Esto es información y datos, la base para un posterior conocimiento.