archivo

Archivos diarios: julio 19, 2009

En esta situación de crisis económica, me estoy encontrando cada vez más frecuentemente con empresas de desarrollo de software que van a por todas, presentando ofertas prácticamente para todos los concursos que salen, incluso en áreas de negocio que todavía no tienen controladas, haciendo proposiciones económicas en muchos casos rondando lo temerario, no ya tanto para el posible cliente sino para que la empresa pueda obtener un beneficio del proyecto.

Se suma la crisis económica con la gran competencia que existe en el sector, ahora que la tarta es más pequeña, lo mejor es asegurarse cuanto antes los trozos necesarios que permitan la subsistencia de la empresa, porque a día de hoy más que en crecer, lo que hay que pensar es en sobrevivir, a la espera de mejores tiempos.

Evidentemente, presentarse a todo, requiere un importante y agotador esfuerzo comercial y técnico, ya que es necesario realizar las correspondientes ofertas, pero esto es inevitable, ya que los contratos en estos tiempos no llaman a la puerta, sino que hay que ir a buscarlos. Pero, ¿hay que presentarse a todo?, dado que el esfuerzo que se puede invertir es limitado, hay que priorizar, pero necesariamente bajando el listón, es decir, desde mi punto de vista no sólo habría que atacar a proyectos muy del perfil tecnológico de la empresa, sino que habría que abrir el abanico a otros proyectos que puedan ser ejecutados por los perfiles de la organización aunque supongan un mayor esfuerzo.