Archivo

Archivos diarios: julio 20, 2009

Ya os comenté hace unas semanas que me había instalado el software Boinc y que iba a probar durante un tiempo su sistema de computación distribuida y ayudar de esta manera algunos proyectos. Empecé concretamente con el proyecto rosseta@home.

Pues bien, semanas después no puedo estar más satisfecho con la experiencia y además de compartir mi excedente de CPU con rosseta@home, lo estoy compartiendo con los proyectos Ibercivis (proyecto español) y World Community Grid. Prácticamente hay proyectos para casi todas las disciplinas: investigación biológica, bioquímica, médica, farmacológica, ingeniería, matemáticas, exploración espacial, etc…, por lo que seguro que te encontrarás en algunos de ellos alguna materia en la que te sientas cómodo colaborando.

Yo os animo a que le déis una oportunidad a Boinc, tal y como hice yo y que en base a vuestra experiencia toméis la decisión de si continuar compartiendo tu capacidad de cálculo excedente o no.

No he notado ralentización alguna en prácticamente todas las actividades que desarrollo con el ordenador (lo tengo instalado en casa, en el trabajo ni siquiera me lo planteo ya que, como es lógico, ni el procesador ni el ancho de banda lo pago yo). En cualquier caso, si para una actividad concreta veis que os ocasiona problemas, con desconectarlo mientras realizáis la tarea, es más que suficiente.

Me he encontrado en numerosas ocasiones casos en donde las empresas ofrecen productos de desarrollo propio para la prestación de un determinado servicio. Personalmente estoy totalmente en contra de esa política, salvo que el proveedor regale el producto a la organización dando total libertad para su posterior mantenimiento evolutivo incluso siendo otro el proveedor del servicio o bien que el producto sea comercializado por el proveedor.

Con esto no quiero decir que esté en contra del software comercial, lo que no estoy de acuerdo es que se presenten soluciones propias en ofertas ya que provoca una dependencia respecto del proveedor que conviene evitar. Un software comercial, se puede adquirir sin problemas independientemente del proveedor.

Lo mejor siempre es recurrir al mercado y ofrecer productos con amplia aceptación en el mismo (ya sean de pago o gratis, ya sean propietarios o libres), salvo que dentro de las prescripciones del servicio o trabajo se indiquen unas soluciones en concreto.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.198 seguidores