archivo

Archivos diarios: julio 29, 2009

El desarrollo de software es un trabajo en equipo. Pero, ¿qué es el equipo? Pues el formado por el proveedor de servicios de desarrollo de software y el cliente en sus dos vertientes, la de la dirección técnica del proyecto y la usuaria.

Ya es complicado desarrollar software como para que se complique todavía más el asunto si el equipo no funciona bien. Las tres patas que he comentado son fundamentales para que el proyecto salga adelante, la deficiencia de alguna de ellas provoca efectos negativos en el proyecto y en última instancia el fracaso absoluto en el mismo.

No es por restarnos culpas los que gestionamos proyectos o los que desarrollan software, pero en demasiadas ocasiones son los usuarios lo que echan al traste el proyecto, por la errónea percepción de que todo debe recaer sobre el área informática. Nuestra misión es abstraer a un programa de ordenador un determinado proceso o subproceso que se quiere informatizar, pero es necesario que se nos describa correctamente cómo se desea la informatización de ese subproceso y estar atento al proceso de desarrollo para intentar evitar desviaciones o errores funcionales desde las etapas más tempranas del proyecto. Cuanto más se tarde en encontrar deficiencias, más retrasos se producirán, más caro será el proyecto y menos se ajustará a lo que el usuario desea.