archivo

Archivos diarios: agosto 9, 2009

El pasado viernes, Enrique Dans publicó un artículo en su blog denominado Chris Ahearn, las noticias y el sentido comun en el que recoge un extracto de un artículo publicado por Chris Ahearn, presidente de Media de Thomson Reuters, en el que se desmarca de los últimos movimientos del sector de los medios de comunicación digitales, entre los que se encuentra la disparatada idea de cobrar por poner vínculos a sus páginas o incluso la posibilidad de comentarlas.

Todos estos movimientos van muy en la línea de lo que yo publiqué en su momento en el artículo denominado, ¿Qué pretenden algunos que sea la Web 3.0?, en el que señalo que muchas empresas y organizaciones no se sienten algunos con el enfoque actual de la Web, queriendo volver al modelo de Web de las empresas que ya pudimos ver y superar al inicio de la WWW (Web 1.0).

Cobrar por poner vínculos va en contra de lo que es la Web en sí. La Web son vínculos dentro de una página en sí, como con otras páginas. Es una posición completamente antinatura respecto de lo que es Internet (de base) y de la evolución que ha tenido la WWW que de manera natural ha evolucionado hacia un modelo más social, más global, dando lugar a lo que se ha denominado Web 2.0.

¿Realmente vincular noticias, comentarlas perjudica a la generación de contenidos de esas características? Desde mi punto de vista los enriquece, ya que permite ofrecer diferentes puntos de vista a las mismas (además de permitir siempre acudir a la fuente, a través de un enlace). Esos enlaces a la vez que proporcionan visitas al medio, permite incrementar su valoración por parte de los buscadores, por lo que indirectamente también proporcionan visitas al medio. Es decir, ese modelo de cobrar por vínculos, ya no solo es antinatura con lo que es la WWW y su enfoque actual, sino con la forma de localizar información que de facto se ha instaurado en la red (la información se busca a través de buscadores o llego a ella a través de un enlace que tengo en mi agregador favorito o a través de un enlace publicado por algunas de mis webs de referencia).

Ante una situación de crisis global, lo más fácil es echarle la culpa a todo que ponerse a investigar en la propia naturaleza del problema. Y por supuesto lo más fácil es pensar en pedirle dinero a los indexadores de contenidos (los buscadores) o a los que vinculan un contenido con un enlace. Si no quieren ni una cosa ni la otra, lo tienen sencillo, en primer lugar tienen a la mano hacer que los buscadores no indexen sus contenidos, haciendo uso del fichero robots.txt y en segundo lugar poniendo un aviso bien grande en sus sitios web recomendando o prohibiendo la vinculación de sus contenidos, pero claro, ni una cosa, ni otra interesa, ya que llevaría al sitio web a una situación de marginalidad por un lado y por otro a una situación de rechazo por parte de la mayoría de los internautas. Lo cómodo es quejarse e intentar recaudar fondos por cualquier medio, aprovechando las circunstancias de las cuales se quejan.