archivo

Archivos diarios: agosto 10, 2009

Leo en Genbeta que el acortador de urls tr.im ha dejado de prestar sus servicios, de manera que ya no almacenará más pares dirección corta, dirección larga y mantendrá activas las urls dadas de alta hasta el 31 de diciembre de 2009.

Siempre es una lástima que cualquer negocio o proyecto de negocio relacionado con las TICs no funcione, pero también es cierto que habían surgido mutitud de servicios que hacían exáctamente lo mismo y claro, con un mercado tan segmentado entre las diferentes opciones y sin una opción que proponga algo distinto a las otras, y sobre todo, una estrategia de negocio clara, pues pasan estas cosas.

Según comenta Genbeta en el artículo, no ha sido tr.im, el único caso y probablemente, no será el último.

En mi caso, he utilizado acortadores de url más de una vez y no solo en el entorno Twitter (que ha sido el que ha provocado este boom), ya que en ocasiones las urls que permiten apuntar unívocamente a una página son extremadamente largas y resulta mucho más elegante y práctico utilizar una versión reducida de dicha url (por ejemplo para colocarla en un correo electrónico). Por tanto, es un servicio que seguiré utilizando (y estoy seguro que muchos de vosotros también).

Hay algo que he aprendido en estos seis años que llevo en mi organización y, en general en mi trayectoria profesional y es que nunca sabes qué es lo que puede pasar mañana. Puede suceder, por ejemplo, que a un proveedor tuyo lo hagan Director General, que alguien que está en un nivel superior de la jerarquía, esté más tarde por debajo tuya, etc…

Es por ese motivo por lo que hay que intentar siempre fundamentar los actos que hacemos en el desarrollo cotidiano de nuestra actividad profesional dar un tratamiento justo al resto de personas con las que trabajamos.

Con esto no quiero decir que tengamos que ser amigos e irnos de copas con todo nuestro entorno laboral, lo que quiero decir es que las decisiones que tomemos, nuestras actuaciones y las cosas que digamos sean consecuencia de una reflexión previa sobre una actuación concreta de esas otras personas, empresas, etc… con las que nos relacionamos. Si no es así y se actúa arbitrariamente o caiga quien caiga, mañana eso se puede volver en tu contra.

¿Podemos equivocarnos? Sí, porque la trayectoria de una persona respecto a su entorno no se mide por un error concreto sino por el comportamiento y talante que se ha tenido a lo largo de esa relación. Y esa trayectoria es la suma de aciertos y errores, en los cuales no todos los aciertos suman lo mismo, ni todos los errores son iguales.

Por todo esto, de nada sirve hacer valer una posición de poder, de forma arbitraria, sin fundamento, dejando enemigos por el camino de forma gratuita o casi gratuita, porque mañana, te puede pasar factura.