archivo

Archivos diarios: agosto 12, 2009

Una de las cosas que suelo hacer antes de irme de vacaciones es dejar preparada mi agenda para después de las mismas, con el objeto de retomar los temas y ponerme al día los antes posible.

También sirve para que determinados proyectos que avanzan más lentos durante las vacaciones vuelvan a su ritmo habitual.

Es cierto, que después de una vacaciones resulta complicado volver de repente a un ritmo alto, por ese motivo, y aprendiendo de errores precedentes, intento dejar algunos días entre medio sin reuniones, con el objeto de organizar mi trabajo, despachar tareas y resolver algunas que tengo que realizar yo directamente.

La historia no consiste en reunirse por reunirse, ya que eso no resulta nada productivo, sino en reunirse con un orden del día (o incluso un guión) ya fijado y si la reunión es de seguimiento tener claros los objetivos que se van a revisar en la misma.