archivo

Archivos diarios: agosto 21, 2009

Hace poco tuve una charla con algunos amigos sobre el error que cometen algunas empresas de ofrecer un servicio sin preocuparse por intentar adaptarlo a las circunstancias, madurez y estado del cliente, ya que un servicio implementado de una determinada forma puede resultar excelente para una organización y nefasto para otra.

Es decir, ofrecer un servicio, como un appliance: aqui venimos, con esta metodología, con estas personas y con estas herramientas y lo arreglamos todo, independientemente de todo lo demás a mi juicio no funciona o al menos (concediendo el beneficio de la duda) tiene una menor probabilidad de funcionar que una solución que se preocupa por adaptarse al entorno en donde se va a aplicar.

Esta muy bien que una empresa que tenga experiencia en un servicio determinado y que haya tenido diversos casos de éxito aplicando una determinada metodología o forma de trabajar intente aplicarlos, yo eso no lo discuto, lo que sí estoy totalmente en contra es en suponer que sin adaptarlo al nuevo entorno vaya a funcionar correctamente.