Archivo

Archivos diarios: agosto 22, 2009

El hoax es otro de los orígenes que tiene nuestro correo electrónico no deseado. En ocasiones está íntimamente relacionado con el spam, ya que puede tener como objetivo captar direcciones de correo electrónico o hacer propaganda contra algún producto o concepto (lo cual es otra forma de hacer una comunicación comercial no deseada), no obstante y por regla general a diferencia del spam el objetivo directo que suelen tener los hoaxes no es el beneficio económico.

Un hoax es un bulo, una mentira, una exageración, una media verdad, que se propaga a través del correo electrónico generalmente en modo de cadenas de correo, donde algunos usuarios que los reciben son los que los van propagando a otros. ¿Quién no ha recibido en infinidad de ocasiones un correo en cadena de alguien que conoce o que medio conoce y lo ha reenviado a su vez a más personas? Más que nada porque siempre piensa uno, ¿y si es verdad?, al fin y al cabo reenviar un correo electrónico no cuesta nada.

El problema es que como sucede con el spam el impacto económico que supone el hoax también es muy importante y por ese motivo es necesario que esta práctica se reduzca o elimine dado el daño que hace a Internet y a las organizaciones (empresas, instituciones, administraciones, etc…). También como sucede con el caso del spam, su erradicación es muy complicada y solo mediante la adquisición de cultura y conciencia de lo que es la red en sí se podrá reducir progresivamente su proporción. Mientras tanto, leyendas urbanas, cadenas de la suerte, etc… seguirán haciendo acto de presencia en nuestras bandejas de entrada.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.199 seguidores