archivo

Archivos diarios: agosto 29, 2009

La relación cliente/proveedor en los procesos de desarrollo de software presenta como situación ideal, el equilibrio.

Este equilibrio se basa:

1) En que si el cliente desea en cualquier momento cambiar de proveedor, lo pueda hacer sin poner en riesgo su negocio o lo que es lo mismo, que el tiempo en que tarde el nuevo proveedor en conocer el negocio, el software desarrollado y su tecnología sea inferior a un umbral que se establezca como tiempo límite razonable.

2) En que el proveedor si lo desea, una vez finalizada sus obligaciones contractuales, pueda desligarse del cliente por la circunstacia que sea: no le resulta rentable, no es una línea de negocio que quiera seguir potenciando, etc…

Esa situación de equilibrio, casi nunca existe y de ella tratan de sacar tajada proveedores y clientes:

1) Si un proveedor sabe que el cliente no va a poder encontrar un sustituto que le garantice el éxito o la continuidad del servicio, puede hacerse fuerte exigiendo unas contraprestaciones económicas más elevadas y/o reduciendo la calidad del servicio..

2) Si un cliente sabe que un proveedor tiene una fuerte dependencia económica de él, intentará conseguir condiciones más favorables: mejores precios, acuerdos de nivel de servicio más exigentes, etc…