archivo

Archivos diarios: agosto 31, 2009

Un error en el que se suele caer muchas veces es la prepotencia de un proveedor de servicios de desarrollo de software o de consultoría respecto a un cliente.

Los clientes quieren que se le resuelvan problemas, eso es cierto, pero no desean que se les ponga siempre en tela de juicio su trabajo ni que venga un iluminado a decirles lo que tienen que hacer o a fiscalizar sus tareas. Si el proveedor opta por la estrategia de yo sé más que tú y además tú eres un inútil (no hace falta decirlo con palabras), por regla general los resultados no serán buenos.

Como decía antes, es cierto que si se contrata a un proveedor es para resolver un problema, pero la solución siempre debe ser consensuada y esto solo es posible escuchando al cliente e informándole siempre de todo (además de explicarle el por qué se recomiendan las diferentes alternativas de solución frente a otras). Si el cliente decide delegar el resultado de todo el trabajo al proveedor, que sea porque el cliente lo ha decidido y no porque el proveedor quiera implantar una solución por encima de todo.