archivo

Archivos Mensuales: agosto 2009

Según comenta el blog Genbeta, Twitter prevé la comercialización de cuentas Premium a final de año.

Como es lógico Twitter tenía que dejar de vivir del aire (una vez que no se ha dejado comprar por los gigantes del sector) y necesitaba un modelo a partir del cual obtener ingresos de forma constante. Según comenta Genbeta, los servicios Premium se centrarían en tres servicios: estadísticas avanzadas, seguimiento de la marca y un API comercial. Según el cofundador de Twitter, Biz Stone, estos servicios ya venían siendo demandados por las empresas.

¿Tendrá éxito? Es complicado decirlo. La base para que pueda interesar a las empresas o personas que utilizan Twitter con una finalidad de comercial o de promoción la tiene, que es la atención de millones de usuarios, no obstante, dependerá bastante del precio final y de las características exactas de los servicios. No obstante, de ser cierto lo que comenta Biz Stone y no hay por qué dudarlo, partirían de unas necesidades ya existentes y demandadas, por lo que la base, desde luego, es buena.

En cualquier caso, para los usuarios “normales” de Twitter, estas medidas no supondrán ningún cambio, ya que el servicio seguirá siendo gratuito y sin variaciones (de igual forma sucederá con la API pública). No obstante Twitter deberá aclarar qué posible impacto podría tener (si es que hay alguno) de los nuevos servicios sobre las cuentas de carácter privado.

Si el modelo funciona, estoy seguro que Twitter seguirá incrementando la gama de servicios premium, tal vez orientándola más a la autenticación, integridad y no repudio de las comunicaciones y al comercio electrónico.

Otra máxima importante que he podido comprobar en los últimos años es lo importante que resulta para las empresas de servicios TIC contar con buenos socios, de hecho conozco muchas que sobreviven (y me consta que muy bien) gracias a tener uno o dos buenos socios (generalmente socios tipo “primo de Zumosol”), que les proporcionan carga de trabajo prácticamente de manera continua, es decir, forman parte casi, del tejido de producción del socio fuerte. Es evidente, que este tipo de alianzas tiene sus riesgos, porque si mañana el primo de Zumosol decide repartir carga de trabajo entre más socios, sufre una reducción de su volumen de negocio o bien decide prescindir de los servicios del socio débil, o se tiene una manera alternativa de conseguir negocio o los problemas de subsistencia de la empresa pueden ser muy grandes. En cualquier caso, entiendo que muchas empresas se encuentren cómodas por este tipo de sociedad.

En el mundo de las TICs soy de los que piensan que la unión hace la fuerza, tener buenos socios, partners, etc… pueden proporcionar en el mercado una buena posición estratégica. Las relaciones entre los socios pueden ser de lo más variopintas y con un mayor nivel de fidelización o no, es decir, puede haber acuerdos para que una empresa pueda asumir carga de trabajo excedente de otra (cómo lo que vimos en el párrafo anterior), participar de forma conjunta una serie de servicios concretos, cooperar tecnológicamente, participar en proyectos donde los servicios que se presten sean muy diversos y puedan ser asumidos por los socios, cada uno de los cuales domina un aspecto concreto del servicio (un ejemplo de este tipo de proyectos, son las denominadas secretarías técnicas de eventos, en donde una parte importante es la organización, gestión y promoción del evento y otra parte, tal vez más pequeña, pero no por ello despreciable, puede dar lugar al desarrollo de determinadas soluciones informáticas, como por ejemplo un sitio web del evento, etc…), una combinación de parte o de todas las casuísticas que acabo de comentar, además de existir otras muchas formas posibles de cooperación entre empresas.

Andar solo en un mundo tan competitivo como el de los servicios TICs, es posible, no digo que no, pero evidentemente es mucho más complicado que sin tener socios y/o aliados.

El hoax es otro de los orígenes que tiene nuestro correo electrónico no deseado. En ocasiones está íntimamente relacionado con el spam, ya que puede tener como objetivo captar direcciones de correo electrónico o hacer propaganda contra algún producto o concepto (lo cual es otra forma de hacer una comunicación comercial no deseada), no obstante y por regla general a diferencia del spam el objetivo directo que suelen tener los hoaxes no es el beneficio económico.

Un hoax es un bulo, una mentira, una exageración, una media verdad, que se propaga a través del correo electrónico generalmente en modo de cadenas de correo, donde algunos usuarios que los reciben son los que los van propagando a otros. ¿Quién no ha recibido en infinidad de ocasiones un correo en cadena de alguien que conoce o que medio conoce y lo ha reenviado a su vez a más personas? Más que nada porque siempre piensa uno, ¿y si es verdad?, al fin y al cabo reenviar un correo electrónico no cuesta nada.

El problema es que como sucede con el spam el impacto económico que supone el hoax también es muy importante y por ese motivo es necesario que esta práctica se reduzca o elimine dado el daño que hace a Internet y a las organizaciones (empresas, instituciones, administraciones, etc…). También como sucede con el caso del spam, su erradicación es muy complicada y solo mediante la adquisición de cultura y conciencia de lo que es la red en sí se podrá reducir progresivamente su proporción. Mientras tanto, leyendas urbanas, cadenas de la suerte, etc… seguirán haciendo acto de presencia en nuestras bandejas de entrada.

Hace poco tuve una charla con algunos amigos sobre el error que cometen algunas empresas de ofrecer un servicio sin preocuparse por intentar adaptarlo a las circunstancias, madurez y estado del cliente, ya que un servicio implementado de una determinada forma puede resultar excelente para una organización y nefasto para otra.

Es decir, ofrecer un servicio, como un appliance: aqui venimos, con esta metodología, con estas personas y con estas herramientas y lo arreglamos todo, independientemente de todo lo demás a mi juicio no funciona o al menos (concediendo el beneficio de la duda) tiene una menor probabilidad de funcionar que una solución que se preocupa por adaptarse al entorno en donde se va a aplicar.

Esta muy bien que una empresa que tenga experiencia en un servicio determinado y que haya tenido diversos casos de éxito aplicando una determinada metodología o forma de trabajar intente aplicarlos, yo eso no lo discuto, lo que sí estoy totalmente en contra es en suponer que sin adaptarlo al nuevo entorno vaya a funcionar correctamente.

Otras de las cosas que suelo hacer antes de irme de vacaciones es avisar a mi entorno laboral, a los directores usuarios, a mis diferentes interlocutores de los proveedores y al grupo de usuarios más activo, cuándo comienzan y cuando terminan mis vacaciones y quiénes son las personas de contacto con las que se tienen que comunicar en mi ausencia en el caso de que sea necesario. De esta forma se reducen las posibilidades de que tengan que ponerse en contacto conmigo por teléfono durante las vacaciones y por otro se evita pérdidas de tiempo por parte de las personas a las que aviso ya que por un lado saben que no estoy y por otro saben con quién tienen que ponerse en contacto, de esta forma no tienen que andar de un lado para otro preguntando quién se encarga de esto o enviando correos que tal vez tarden en tener respuesta.

Sé que hay mucha gente que no le gusta pregonar cuál es su período vacacional y lo respeto, simplemente lo que comento es algo que llevo a la práctica, que me da buenos resultados y que por lo tanto aconsejo. Además es algo que da (en mi opinión) buena imagen, ya que las personas de contacto pueden comprobar que existe una continuidad en el servicio y que ésta ha sido propiciada de forma proactiva.

El spam, pese a que cada vez visite menos nuestros buzones, es un problema de importantes proporciones y sigue ahí y desgraciadamente seguirá por muchos años. Pese a que como he comentado, las proporción envío/aceptación es cada vez mayor, es tan barato enviar spam (coste prácticamente nulo y nulo si se utilizan terceros ordenadores (cuando un ordenador personal, actúa como un zombie haciendo el trabajo sucio de enviar spam)) que es difícil llegar al punto de ruptura que será cuando el coste de enviar spam (más los beneficios esperados) esté parejo a los ingresos.

Tan problemático resulta el spam, que hay predicciones, como la que realiza Ferris Research que indica que los costes derivados por el spam a nivel mundial serán de 130.000 millones de dolares en el año 2009.

Aunque el problema sea de difícil solución, lo que no se puede hacer bajo ningún concepto es bajar los brazos. Nosotros, los usuarios normales de Internet, lo más que podemos hacer es no hacer caso (eliminar directamente) al spam que llegue a nuestros buzones y no sea neutralizado por los servicios antispam y por supuesto, no ejecutar ningún fichero que llegue en ellos y bajo ningún concepto contestar.

También es importante que los gobiernos de los distintos países vayan más allá en la lucha contra el spam, aplicando contra estas prácticas una normativa más severas, así como unas medidas disciplinarias en caso de incumplimiento bastante importantes, de manera que de esta forma el beneficio esperado por los spammers por sus prácticas sea más alto, ya que el riesgo que tienen que soportar es mayor y por tanto haga más sencillo llegar al punto de ruptura.

En España la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información), establece en el artículo 21.1 que “Queda prohibido el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de las mismas”, siendo infracción muy grave “El envío masivo de comunicaciones comerciales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente o el envío, en el plazo de un año, de más de tres comunicaciones comerciales por los medios aludidos a un mismo destinatario, cuando en dichos envíos no se cumplan los requisitos establecidos en el artículo 21.”. Una infracción muy grave en la LSSI está sancionada por una multa entre 150.001 y 600.000 euros. No obstante, el principal problema de todo esto es cuando la acción es desarrollada en un país fuera de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo. Si las acciones que se realizan tuvieran repercusiones penales, se aplicará también la legislación penal correspondiente.

Otro factor importante son las personas, que gracias a la información recibida sobre la materia, cada vez solicitan menos los servicios o productos que llegan vía spam. No obstante, los métodos de engaño del spam son cada vez más sofisticados y hay que tener en cuenta de que hay mucha población en el mundo que se está incorporando a Internet y son estos, por tener menos cultura en la red, los que son más vulnerables a los ataques, es decir, ellos están pasando por lo mismo que pasamos todos los demás cuando surgió el spam, con el agravante de que los métodos para conseguir el engaño son mucho más sofisticados.

Pese a todo lo indicado, el spam continua ahí y sigue siendo un gran problema dado el elevado volumen que se envía al día y el uso que hacen de los recursos de Internet (generan un tráfico muy importante en la red, el cual comparte recursos con el tráfico normal de información). El spam continuará mientras haya personas que sigan haciéndoles caso: compren servicios o productos, proporcionen información, caigan en los timos, etc… Y desgraciadamente esto no se conseguirá en años, aunque la proporción envíos aceptaciones sea cada vez mayor.

Un dato que viene a refrendar lo vivo que está el spam nos lo proporciona Kaspersky Lab que indica que en el mes de junio la proporción de spam respecto al conjunto del correo electrónico era del 84% (simplemente pensando en la cantidad de correos normales que enviamos y recibimos al día cualquiera de nosotros, multiplicado por el número de personas que tienen acceso a Internet y calculando el 84% de todo eso, da una cifra realmente escalofriante). Esta cifra nos da a entender el daño tan grande que hace el spam a Internet, los proveedores de acceso a Internet y a los Departamentos de Sistemas, que independientemente de que utilicen mecanismos para que el spam no llegue al correo del usuario final, tienen que dedicar importantes recursos técnicos y de infraestructura para luchar contra él.

Pero no solo el spam genera ese colapso en el tráfico de Internet y un consumo de recursos en las organizaciones, sino que los robots de búsqueda que utilizan las bandas o particulares que generan spam, para localizar direcciones de correo electrónico (principalmente) en los sitios web, provocan un consumo de recursos importantísimo en las infraestructuras de las organizaciones y en las máquinas que soportan los servidores de aplicaciones (para ver la influencia que tiene no hay más que comparar las estadísticas de acceso a una web que se tienen a partir de técnicas de logs y las que se obtienen con servicios como Google Analytics, resulta igualmente escalofriante).