archivo

Archivos diarios: septiembre 1, 2009

Los proyectos de desarrollo de software tienen otros costes además del personal asignado a los mismos y muchas veces se olvidan debido a que se piensa que son cifras ridículas en comparación con las otras.

Para gestionar un proyecto de desarrollo de software hay que tener en cuenta todos los costes, incluido si te tomas un café de trabajo con el cliente: gastos de transporte, garaje, comida, móvil corporativo, etc…

Además, hay que tener en cuenta otros costes, estos sí son más o menos fijos y es el coste de mantener el puesto físico de trabajo de la persona, que es la suma también de una serie de factores: coste del metro cuadrado de suelo de la empresa, parte proporcional del gasto de luz, de limpieza, fungibles, etc…

Hay organizaciones que tiene calculado milimétricamente el coste de cada empleado y los costes que incurren en el proyecto, otras aplican un factor porcentual sobre el salario de cada empleado, que da una aproximación bastante realista al coste del mismo.

En cualquier caso, es necesario conocer la cantidad de tiempo que invierte cada trabajador en un proyecto, tener en cuenta los costes extraordinarios del proyecto (viajes, dietas, etc…) y conocer el coste de cada trabajador (aunque sea la solución aproximada del factor porcentual), en caso contrario se perderá precisión en el seguimiento económico de los proyectos y habrá siempre una grieta por la que se escaparán euros continuamente.