archivo

Archivos diarios: septiembre 3, 2009

Desde hace años para organizar mis vacaciones tiene gran peso la opinión que los distintos usuarios van dejando en la red. No es que no me termine de fiar de lo que los hoteles o centros turísticos hacen de sí mismos, pero evidentemente siempre se suelen resaltar las virtudes y minimizar los defectos, además en muchas ocasiones no se centran en aspectos que interesan a los usuarios y en aquellos detalles que pueden marcar la diferencia.

Generalmente suelo consultar distintas fuentes de opinión (para minimizar el posible impacto de opiniones no imparciales). A cambio, también suelo dejar mis opiniones una vez que he utilizado un determinado hotel y visitado un centro turístico. Este intercambio de información resulta tremendamente provechoso y útil, además de simplificarnos mucho las cosas y sobre todo nos da menos margen de error. Dejar unos comentarios es algo que simplemente requiere unos minutos y resulta tremendamente beneficioso para los demás.

Lo que he comentado sobre las vacaciones es extensible como es lógico a cualquier tipo de producto y servicio y generalmente no suelo realizar una compra que requiera una inversión más o menos fuerte sin conocer las opiniones de otros usuarios que ya han adquirido el producto o el servicio.

Existen sitios web dedicados exclusivamente a dejar opiniones, otros vinculados a determinados tipos de servicios o productos y por supuesto las redes sociales que es otra fuente muy importante de información (es más, muy probablemente si las redes sociales siguen con el empuje actual, generando todavía una mayor atención y mejorando las búsquedas, la tendencia será que cada vez vaya adquiriendo más peso la adquisición de información a través de estas fuentes (eso lo sabe Twitter y muchas empresas, de ahí, por ejemplo, que se anuncie como posible servicio premium de Twitter que las empresas conozcan qué se dice de ellas y de sus productos y servicios en la web)).

Yo acabo de exponer mi punto de vista sobre las opiniones en la web, pero creo que es una práctica generalizada la búsqueda de opinión de terceros en la red sobre productos, servicios, etc… y como he comentado en el párrafo anterior, las empresas son cada vez menos ajenas a ello, ya que si la toma de decisiones de muchos posibles clientes se realiza en base a lo que se diga de ellos en la red, es necesario conocer cuál es para redirigir la orientación de parte de su negocio a lo que los ciudadanos buscan y además poder ver comprobar qué impacto tiene sobre los mismos la modificación de una determinada política.