archivo

Archivos diarios: septiembre 10, 2009

Ya he comentado en numerosos posts lo importante que resulta el marketing para cualquier empresa de desarrollo de software, de hecho todas las grandes y otras no tan grandes aplican de forma continuada esta estrategia.

Como también he indicado en múltiples ocasiones, el marketing no tiene por qué ser necesariamente caro, es más, con las posibilidades que nos proporciona Internet y el enfoque hacia una web 2.0, permiten que los costes derivados del marketing se reduzcan considerablemente, sin que tenga que sufrir una merma la calidad del mismo o el público objetivo.

Con muy poco, se puede lograr mucha atención, algo que puede resultar fundamental para que la marca de una empresa suene en el mercado, lo cual es positivo para la captación de clientes y de recursos humanos (esto segundo no es algo que se deba tomar muy a la ligera, por regla general los recursos humanos suelen buscar el abrigo de las empresas más grandes o de las que más les ha sonado (no quiero decir con esto que irse a una empresa grande o que tenga mucho bombo sea la mejor o la peor opción, simplemente me limito a constatar un hecho).

En los proyectos de desarrollo de software se suele generar una serie de conocimientos, algunos de los cuales incluso se transcriben a formato digital, ¿por qué renunciar a exponerlos en el blog corporativo de la empresa o hacer algún comentario sobre los mismos en Twitter o en Facebook?, ¿por qué renunciar a participar en conferencias o en seminarios para hablar de esas materias?. El coste es mínimo ya que el trabajo ya esta hecho, en muchos casos bastará con copiar y pegar, en otros simplemente trasladar lo que está escrito en la cabeza a formato digital. Sí, requiere algo de tiempo, pero las ventajas son muy grandes, ya que permite obtener un beneficio complementario de cada proyecto de desarrollo de software en el que se participa, no aplicar esta estrategia sería como dejar las naranjas (cada proyecto) sin exprimir todas sus posibilidades (con una naranja puede que no se note mucho, pero, ¿te imaginas lo que se pierde si se suman todas las naranjas?).