Un ejemplo de honestidad

Hace un tiempo, nos hicieron una presentación de una herramienta software.

La persona que nos hizo la presentación, la cual no conocía de antes, aunque tenía referencias de ella, demostró en la misma una brillantez que muy pocas veces había visto. Sin embargo lo que más me llamó la atención no fue eso, sino su honestidad. A una reflexión que hice sobre lo que yo esperaba de herramientas de las características de la que nos estaba presentando, me contestó que tenía razón y que lo realmente importante no era la herramienta en sí, siempre que esta alcanzase unos mínimos, sino las personas que la utilizaban.

Evidentemente ni en lo que yo dije, ni lo que él me respondió, se descubrió nada que no se supiera, lo importante es que no se escudó en el producto, pese a ser excelente, sino que contestó realmente lo que pensaba y lo apoyó con razonamientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: