archivo

Archivos diarios: octubre 5, 2009

La industria del desarrollo de software está siendo afectada, como casi prácticamente todas las áreas de negocio, por la época de crisis en la que nos encontramos en la actualidad. Y probablemente esta crisis en la industria dure algún tiempo más, debido a que se está derivando más presupuesto por parte de las Administraciones para políticas de carácter social que para inversiones y que para investigación y desarrollo y no hay que olvidar que una buena parte de la industria del desarrollo de software en nuestro país depende de las inversiones por parte de las Administraciones Públicas. No entraré en este artículo a valorar si esa política me parece correcta o no, ya que no quiero tratar en mi blog asuntos relacionados con la política.

Esta situación hace que un gran número de empresas de desarrollo de software vean complicado su futuro a corto y medio plazo, ya que si los gastos son superiores a los ingresos, la situación no se puede mantener de la misma manera durante mucho tiempo, lo que obligará a las empresas a reducir los gastos y entre esas partidas de gastos a reducir se encuentran los gastos relacionados con el personal. Esta reducción se centrará por un lado en disminuir la plantilla y por otra en mantener en la mayoría de los casos los salarios.

Por tanto, en el mercado del desarrollo de software nos encontraremos con una mayor oferta de personal que demanda y dentro de ese personal que ha perdido su puesto de trabajo o que bien no se encuentra satisfecho en su empresa, porque sus condiciones laborales han podido empeorar (más horas) y porque su sueldo no ha mejorado o no ha mejorado lo que cree que merecía, seguro que hay muchos mirlos blancos, mucho personal muy interesante y de gran calidad que podría venir estupendamente a las diferentes organizaciones que tengan a bien contratarlos.

Pero claro, en una época como en la que nos encontramos, salvo que la empresa tenga una buena perspectica de contratos y cobros asegurados a medio plazo o tenga unas necesidades concretas para determinados proyectos, no es sencillo plantearse el reclutamiento de más personal, porque si ya es complicado mantenerse con lo que hay, todavía lo será más si los gastos se incrementan. Por tanto, llegado a este punto, son las empresas las que tienen que plantearse si asumir riesgos y contratar esos mirlos blancos que en otras condiciones del mercado pueden ser más complicados fichar o simplemente que su camino se cruce con el de tu organización. Mi opinión es que si se encuentra una persona o un conjunto de personas que encajan perfectamente en la organización y tienen mucho que aportar, siempre es positivo y a la larga será muy rentable, pero claro, eso es una opinión de alguien que no se está jugando su dinero en una empresa.