archivo

Archivos diarios: octubre 11, 2009

Las patentes software (por su número (miles y miles) y sus características (en muchos casos conceptos difícilmente concretables) crean además una gran inseguridad jurídica, ya que para tener la seguridad de no incurrir en la utilización de una estrategia ya patentada habría que conocer todas las patentes (algo que es tremendamente complicado, por no decir imposible) y además saber interpretarlas correctamente (casi más difícil si cabe que lo anterior), por lo que al final cuando se desarrolla se tiene que ser consciente de que pasado mañana puede llegar la corporación X indicándote que has infringido las patentes Y y Z y que prepares la cartera. Cierto que si hay dudas puedes ir a juicio, pero ya sabemos qué equipo cuenta con mejores abogados, ¿verdad?.

Esta inseguridad jurídica sería una losa muy importante sobre las empresas dedicadas al desarrollo de software ya que siempre tendrían a las patentes como una sombra por detrás y que podrían afectar incluso a la misma supervivencia de la empresa (algunas recurrirían a provisionar fondos, otras a seguros, otras a ambas cosas) y como poco a sus balances económicos.

Hasta grandes corporaciones se han visto perjudicadas por sentencias controvertidas sobre el uso de patentes y si no que se lo digan a Microsoft con el famoso caso Eolas vs Microsoft, en el que la primera demandó a la segunda por infringir una patente sobre el acceso a plug-ins (por ejemplo el de flash) directamente a través de un navegador. Tal impacto tuvo este asunto que hasta la W3C se puso del lado de Microsoft al entender que se estaba atacando a una pieza importante dentro del funcionamiento de cualquier navegador. Al final tras años de litigio (en el que primero ganó Eolas, después se llego incluso a invalidar su patente para después volverla a considerar válida), ambas empresas llegaron a un acuerdo cuyos términos no han sido revelados. No obstante, hay que tener en cuenta que en primera instancia Eolas ganó el juicio (que después fue recurrido) en el que se indicaba que Microsoft debería pagar 521 millones de dolares.

Anuncios