archivo

Archivos diarios: octubre 19, 2009

Este término lo podréis encontrar en muchísimos libros.

La diferencia muchas veces entre un trabajo correcto y un trabajo excelente está en dedicarle esa porción de tiempo de más (la milla extra) para cuidar los detalles y minimizar el número de errores.

En mi opinión la diferencia no está solo en el talento, sino en las personas y organizaciones que son capaces de aplicar esta milla extra, ese factor diferencial que permite llegar más allá en el trabajo (en volumen y calidad) y/o en la evolución personal (autoformación).

La milla extra supone un esfuerzo, supone ir más allá del trabajo convencional. Esto implica un sacrificio, ya que estás cambiando tiempo libre por tiempo que estás dedicando a una ocupación. No obstante, esa milla extra es la que marca la diferencia, la que te permite subir escalones más deprisa y la que sin duda te devolverá con creces todo ese esfuerzo y sacrificio de más que has invertido.

Anuncios