archivo

Archivos diarios: octubre 24, 2009

Desde hace años tengo la práctica de anotar las tareas que tengo pendientes de realizar y reconozco que a día de hoy no podría trabajar de manera adecuada sin hacer uso de esa técnica.

¿Qué me aporta?

1) Recibo peticiones de diferentes personas y temáticas, las cuales en su mayoría requieren un tiempo moderado para su realización. La anotación de las mismas permite, reducir el riesgo de que se me olvide hacer algunas de las tareas y me permite priorizarlas.

2) Tener las tareas anotadas y poder verlas en su conjunto favorece el proceso de priorización que he comentado en el punto anterior y además simplifica la agrupación de tareas y la reflexión sobre las mismas, lo que permite tomar mejores decisiones sobre las mismas.

3) La anotación de tareas y la señalización de las que están hechas, es un elemento de motivación muy importante.

4) Disminución del tráfico mental. Si tengo la tarea anotada, disminuye o desaparece la necesidad (sensación) de tener que recordar que hay que hacerla, ya que si se olvida está registrada en un sitio que voy a mirar seguro.

Me he referido en este post a lo que es el hecho de anotar las tareas sin indicar qué instrumento utilizar para realizar dichas anotaciones, ya que entiendo que lo importante es el hecho de la anotación en sí, por encima de la herramienta que se utilice, aunque el uso de una herramienta adecuada puede hacer todavía más productivo si cabe el proceso de la anotación de tareas.

En mi caso utilizo un método un tanto rudimentario, como es un cuaderno. He hecho algunas pruebas con algún software pero no han sido positivas por falta de disciplina por mi parte, ya que como me muevo mucho, me resulta mucho más cómodo anotar las tareas en mi cuaderno y no tener que trascribirlas a continuación a una aplicación. En cualquier caso reconozco que tengo que evolucionar en este sentido e ir más allá al uso del cuaderno, pero independientemente de eso, también tengo que reconocer que desde hace mucho tiempo, el uso del cuaderno me ha traído muy buenos resultados.

Otro aspecto que considero también importante es el repaso semanal de las tareas pendientes, ya que favorece esa visión global de las tareas que comenté anteriormente y por consiguiente ayuda a la priorización, agrupación y reflexión sobre las mismas.

Anuncios