archivo

Archivos diarios: noviembre 25, 2009

Tener en la plantilla de tu organización, personal con un alto nivel técnico es muy positivo, de hecho es una condición importante para alcanzar el éxito en la misma. No obstante, a esos galácticos, cuya función principal debe ser pensar en innovación y desarrollo por un lado y por el otro dedicarse a resolver las tareas más complejas de los proyectos, por otro, se les suele dar otras responsabilidades como la gestión de proyectos, gestión económica, gestión de recursos humanos, etc… No digo que este perfil de personas no sea capaz de hacerlo, es más, mucho de ellos lo harán extraordinariamente bien, lo que pasa es que la cabra tira al monte y las personas con alto nivel técnico siempre tiran a la técnica y pueden olvidar otras tareas que son absolutamente necesarias en el puesto que le han asignado, es decir, si ya eres jefe de proyecto, no te puedes centrar exclusivamente en la solución técnica del proyecto o incluso programar, sino en cuidar otros aspectos como la gestión de recursos del proyecto, costes, relación con clientes y/o usuarios, comunicación, gestión comercial, etc…

A los galácticos hay que acompañarlos por personas que teniendo el conocimiento necesario del negocio, tengan otras habilidades y que sean el complemento que requieren ellos y la organización para que la maquinaria funcione.