La precipitación en las decisiones

Quien toma decisiones tiene siempre dos posibilidades, acertar o equivocarse, esto es como tirar penalties, lo falla o lo marca quién lo tira. Debido a mi trabajo tengo que tomar muchas decisiones y como ya he dicho en bastantes artículos de este blog, no soy infalible y me equivoco muchas veces y me seguiré equivocando.

No obstante hay una variable que se repite bastante y es que muchas de las equivocaciones que he tenido han sido provocadas por tomar las decisiones de forma precipitada. Es cierto que en bastantes casos, tengo que tomar decisiones en poco tiempo, pero en otros casos la precipitación fue provocada por mi impulsividad o por creer tener las cosas claras. Estoy seguro que si me hubiera parado a pensar más tiempo, algunos de esos errores no se hubieran producido.

Pensar más una decisión no asegura acertar, pero por lo menos da la oportunidad de interpretar una situación o un problema desde otras perspectivas y esa visión crítica o diferente permite reducir el número de errores.

Por todo lo anterior me he planteado reducir el número de decisiones precipitadas, no obstante no es algo que me resulte sencillo, pese a que dependa al 100% de mi (en aquellos casos en los que no tenga que tomar una decisión en cuestión de minutos) ya que el carácter influye mucho y en bastantes ocasiones la cabra seguirá tirando al monte y provocará decisiones precipitadas. En cualquier caso, ahí queda mi propósito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: