archivo

Archivos diarios: diciembre 6, 2009

Zuinq es un producto del que siento una gran alegría por tener la posibilidad de escribir este artículo, ya que ha sido implementado por personas que conozco y que han conseguido llevar a cabo una gran idea aprovechando el enorme talento que tienen. Os recomiendo que accedáis al sitio web de Zuinq para obtener más información o que se déis una vuelta por el App Store para adquirirlo (tiene un precio simbólico de 1€).

También han creado una cuenta en Twitter donde van contando el día a día de la evolución de la herramienta.

Zuinq es una interfaz de acceso a una gran base de datos de sitios de interés georreferenciados (estos sitios de interés son de lo más variado, desde restaurantes, cajeros, estaciones de metro, paradas de autobús, supermercados, bibliotecas, tiendas, monumentos, gasolineras, nodos fon y prácticamente cualquier concepto que uno pueda imaginar) con funcionalidades colaborativas o sociales.

La base de datos no para de crecer, por un lado gracias al trabajo de los autores de la herramienta que han hecho (y siguen haciendo, ya que son conscientes de que cuanta más información pueda proporcionar la herramienta, más útil le resultará a un mayor número de usuarios) un importante trabajo de recopilación de información, el uso de APIs públicas de sitios de interés y a las aportaciones de la comunidad de usuarios de Zuinq, que podrán siempre desde cualquier punto del mundo añadir un nuevo lugar de interés, puntuar y comentar algunos de los que se encuentran dados de alta. Por tanto Zuinq no es un servicio estático, sino que estará en continua evolución, proporcionando cada vez más información para su comunidad de usuarios, lo que permite que en la aplicación se puedan mostrar puntos de interés que no son proporcionados por ninguna otra herramienta en la actualidad.

Si ya de por sí, la simple georreferenciación de estos sitios de interés (así como su localización no sólo a través del mapa, sino a través de búsquedas por categorías, grupos y el nombre) puede resultar relevante y hacer de esta herramienta un instrumento muy útil, todavía resulta (si cabe) más interesante gracias a la asociación de información alfanumérica a cada sitio de interés, como por ejemplo, la descripción, su puntuación, los comentarios, su dirección, la distancia a la que se encuentra, escribir un correo electrónico, acceder a su sitio web o llamar por teléfono.

Otras funcionalidades que pueden resultar de gran utilidad son la posibilidad de guardar aquellos sitios de interés que el usuario considere más relevantes en una lista personal de favoritos y además la aplicación permite calcular la ruta entre tu posición actual y la del sitio de interés que selecciones.

Felicito desde estas líneas a los autores de esta solución y les deseo mucha suerte. Han conseguido poner a disposición de los usuarios una herramienta muy interesante y práctica, tanto para el día a día de cualquier persona, como para quien se encuentra de vacaciones o de viaje de trabajo en una ciudad que no conoce.

Muchas veces en una organización se establecen hitos, objetivos a conseguir, líneas de acción, etc…, pero si no se establecen fechas para conseguirlos o realizarlos, puede darse el caso de que se dilaten indefinidamente en el tiempo, porque al fin y al cabo al no existir una fecha establecida para que estén terminados, no existe una sensación de urgencia o de necesidad para que estén finalizados.

Las fechas indican dónde está la meta y por tanto orientan, dicen cuándo hay que tener lista una tarea, cuándo hay que tener cumplido tal objetivo, cuándo hay que tener finalizado tal proyecto y por tanto tienen relación directa con la productividad en la mayoría de los casos. También he indicado en alguno de mis artículos que las fechas no deben suponer una merma en la calidad del resultado final (salvo que una fecha establecida sea inaplazable por algún motivo determinado), por lo que si fuera necesario una fecha objetivo puede ser reajustada incluso más de una vez, pero independientemente de que las fechas no deban ser elementos estáticos siempre es recomendable tener en el horizonte una fecha y también es importante tener en cuenta que aunque una fecha pueda replanificarse, si los retrasos no están justificados, podrían tener consecuencias negativas para la persona, equipo de personas encargados de ejecutar la tarea o la organización, independientemente de que esas consecuencias, aún produciéndose, no tengan ningún efecto directo sobre los responsables. Es decir, mejor con fechas que sin fechas, mejor fechas dinámicas que fechas estáticas y mejor responsabilidad y compromiso con el cumplimiento de las mismas que el hecho de que no exista esa responsabilidad y ese compromiso.