archivo

Archivos diarios: diciembre 8, 2009

Hace un tiempo tuve la oportunidad de ver el documental “La vida sin nosotros” (“Life After People”), en el que se establecen una serie de hipótesis sobre cómo evolucionaría el mundo actual si los humanos dejásemos de repente de existir. El documental está bastante bien, tal vez, por ponerle un pero, a veces resulta un tanto repetitivo en el seguimiento de la degradación de las ciudades con el tiempo, más que en otros aspectos que a mi me resultaban más interesantes como el seguimiento de la evolución de las especies.

Respecto a la evolución de las especies, existen algunas de ellas muy vinculadas a la existencia de seres humanos, que necesitan cambiar su forma de vida y adaptarse a un nuevo entorno sin ellos, de lo contrario irían directas a la extinción.

En la actualidad nos encontramos en una situación de crisis económica. Es cierto que algunos sectores se encuentran más golpeados por ella que otros, pero independientemente de eso, al final, la mayoría de las empresas se encuentran afectadas, ya que muchas de las fuentes de ingresos tradicionales que tenían hasta ahora se han reducido hasta unos niveles no soportables o peor aún, dichas fuentes de ingresos han desaparecido. Esta circunstancia me permite hacer una analogía con el documental y la evolución de las especies que tradicionalmente han estado vinculadas estrechamente con los seres humanos, directa o indirectamente y que de repente se encuentran en un mundo sin ellos.

Cuando el entorno varía de esta manera, prácticamente hay dos opciones o te adaptas a las circunstancias o te extingues, por lo que si las fuentes de alimento (fuentes de ingresos económicos tradicionales) ya no existen, son escasas o han desaparecido otras, que provocan que otras organizaciones que tradicionalmente no competían por tus mismos recursos, compitan también con tus fuentes de ingresos tradicionales, hay que acudir a buscar otras fuentes, evolucionar y ser más competitivo o una mezcla de las dos circunstancias anteriores.