archivo

Archivos diarios: diciembre 23, 2009

Otro de los aspectos en los que tengo que intentar mejorar es plantearme la asistencia a congresos o conferencias que me resulten relevantes al menos una o dos veces al año. No lo tengo como algo prioritario, por lo que tal vez tarde en intentar hacer este deseo una realidad, pero sí que soy consciente de que resultaría bastante beneficioso para mi trabajo y también para mi desarrollo profesional.

¿Por qué? Pues porque se tiene la posibilidad de escuchar otras ideas, otras opiniones, distintas a las que me planteo a mi mismo o que se plantean dentro de mi organización y eso es como un poco de aire fresco, ya que por un lado seguro que escucho planteamientos que ni siquiera había barajado y por otro pueden provocarme un pensamiento crítico, si alguna de las propuestas que se indican choca total o parcialmente con alguna idea personal, de mi departamento o de mi organización, lo que puede provocar el replanteamiento de dicha idea.

También puede permitirme conocer un poco mejor el mercado, más allá del que se mueve habitualmente por mi organización, y así tener una visión más global del entorno que rodea al mundo del desarrollo de software.

Como es lógico, la asistencia a un congreso o conferencia no tiene porque asegurar lo que acabo de comentar, ya que lo mismo resulta un fiasco, pero los beneficios que se pueden obtener de la misma son tan interesantes que por lo menos merece la pena plantearse la asistencia a las mismas.

Otro aspecto que resulta razonable es elegir bien a qué conferencia o congreso se asiste, ya que la cuestión no es ir por ir (ya que si es así, la probabilidad de fiasco se incrementa exponencialmente), sino acudir a aquel o aquellos cuyas temáticas estén relacionadas con el trabajo en cuestión que se desarrolla o al menos que aporten algo a desarrollo personal y profesional.