Inversiones y gastos

Un gasto tiene como consecuencia una contraprestación económica y/o un esfuerzo a cambio de un servicio, de una actividad o de un producto que no nos va a proporcionar algún tipo de retorno. Esa es la principal diferencia con la inversión, en la cual no sólo se espera el retorno de la misma, sino un valor adicional (que se espere no quiere decir que se consiga, de ahí que haya buenas y malas inversiones).

Por tanto y como es lógico, es mejor una inversión que un gasto, independientemente de que la situación de partida en ambos casos sea la misma: una contraprestación. También es importante indicar que tampoco existe una piedra filosofal que convierta los gastos en inversiones, por lo que en el día a día tendremos que gastar y también podremos invertir.

Desde el punto de vista comercial, es muy importante que cuando se quiera realizar la venta de un producto o de un servicio, ya sea en un trato directo con el cliente o a través de una oferta, se intente enfocar siempre el negocio como una inversión, como las ventajas que le proporcionará al cliente la operación, tanto tangibles como intangibles: mayor eficiencia en la producción, agilización de los procesos de negocio, mejora de las ventas, imagen, etc… A todos nos cuesta menos abrir la cartera si sabemos que más adelante y de alguna manera se recuperará lo invertido. Si el cliente no le ve punta al asunto, le dará la imagen mental de un gasto (aunque no lo sea) y será mucho más complicado realizar la operación.

Si lo comentado en el anterior párrafo se extiende al resto de ámbitos de la vida, en la cual casi siempre se está negociando por algo, enfocar todo hacia la inversión siempre proporcionará mejores resultados que hacia el gasto (que se enfoque, como indiqué anteriormente, no quiere decir que se consiga disfrazar un gasto como una inversión).

La idea de inversión siempre está ligada al factor de riesgo, que puede ser variable y que conforme se incrementa, mayores serán las resultados que se esperan. También, y esto es una opinión muy personal, está ligado al progreso individual o de una organización, ya que, por ejemplo, si se pretende facilitar que una empresa o institución evolucione (que no implica necesariamente crecer) necesitará invertir (en infraestructura, en su personal, en marketing, etc…).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: