Enamorado de esta profesión

Es cierto que hay que ganarse las habichuelas de una determinada manera y el desarrollo de software no es más que una forma tan digna como otras de hacerlo. No obstante, hay que tener un cierto amor por lo que se hace para dedicarse a esta profesión.

Es más, me atrevo a decir, que las personas con más éxito en este negocio son aquellas que más amor sienten por él (habrá excepciones claro está), además de existir personas con más amor incluso que los que tienen éxito, que no consiguen alcanzar esas cotas (algo que es lógico, ya que el amor aún siendo una herramienta importantísima, no es el único factor que influye).

El amor viene acompañado del respeto, por lo que los que estamos enamorados de esta profesión sentimos un importante respeto por ella y por los que se dedican a ella. Este es uno de los pilares en los que se fundamenta la ética informática: la defensa de la profesión y de sus profesionales. Si los que nos dedicamos a la informática en general o al desarrollo de software en particular echamos por tierra la profesión, nos estaremos haciendo un flaco favor a nosotros mismos, ya que la estaremos desprestigiando y quitándole parte de la importancia que tiene. De esto tenemos que aprender de otras muchas profesiones más antiguas que han entendido perfectamente todo esto y que ha permitido que tengan la consideración social y económica que se merecen (y en algunos casos, incluso más). Cuando los que nos dedicamos a la informática, desplacemos un poquito el ego, entendamos que juntos podemos hacer más cosas y nos respetemos más entre todos, probablemente la situación empiece a cambiar, tal vez no drásticamente, pero sí que aunque el crecimiento sea lento, lo empezaremos a notar.

No sólo basta con que no critiquemos injustamente nuestra profesión, sino que también hay que defenderla en todos los foros en los que sea posible, desde van desde nuestra casa, pasando por el trabajo o por cualquier medio en el que se menosprecie o se ataque a la misma. Esto no quiere decir que no podamos ser capaces de reirnos de nosotros mismos, eso es treméndamente sano y constructivo y un gran ejercicio que todos deberíamos hacer tanto en el ámbito profesional como en el personal, o que no podamos aceptar críticas, siempre que estas sean constructivas, ya que siempre nos ayudarán a crecer como profesión, pero una cosa es eso y otras las críticas injustas, sin base alguna o aquellas basadas en rancios estereotipos.

Quiero dejar bien claro, que cuando hablo de profesión informática no estoy restringiéndome a aquellas personas que hayamos estudiado Informática, ya sea en la Universidad o en un Ciclo Medio o Superior, sino al conjunto de profesionales de la informática, sea cual sea su procedencia. El asunto de las titulaciones, es otra materia objeto de estudio, pero creo que antes, hay que solucionar otros aspectos importantes en nuestra profesión antes de entrar en un debate sobre este aspecto que a día de hoy rompería nuestra profesión por la mitad y se gastarían energías en una guerra que no conduciría a nada.

La ética informática no sólo trata de la defensa de lo nuestro, sino que hace referencia a otros comportamientos que deberíamos tener los que nos dedicamos a esta profesión. Tal vez, haga referencia a ellos en algún futuro artículo sobre la materia.

Siento amor por mi profesión, como todo amor y como todo en la vida hay altibajos, pero ahí sigo, haciendo lo que me gusta y por eso me puedo considerar un auténtico privilegiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: