Autocrítica constructiva

Siempre comento que hay que intentar ver las circunstancias positivas de lo que nos rodea y de las tareas que realizamos en nuestra vida personal y profesional. No obstante, eso no quita que de vez en cuando sea una medida muy sana, meditar sobre aquellos aspectos en los que hemos participado o estamos involucrados y que no están obteniendo los resultados esperados.

En la mayoría de las ocasiones la medición de nuestras acciones por nosotros mismos es mucho más dura y exigente que la que hacemos sobre los demás. Esa autoexigencia desproporcionada, que nos sitúa en otro rasero, además de ser negativa, es una mentira, una ilusión y cuanto antes nos demos cuenta de esto, o mejor dichos, cuantas más veces nos demos cuenta de esto, mejor nos irá.

Tenemos que ser constructivos, darnos cuenta de nuestros errores para seguir creciendo, para seguir evolucionando. El error desarrolla el conocimiento y forma parte de la vida misma, ¿quién no se equivoca? todo el mundo se equivoca, muchísimas veces, ¿por qué nosotros no podemos equivocarnos?, tenemos el mismo derecho que los demás a hacerlo y el mismo derecho y las mismas oportunidades para aprender de ellos.

Cuando reflexionemos sobre nuestros fallos, no nos debemos olvidar de nuestros aciertos, de la gran cantidad de cosas que hacemos bien, que muchas veces son tan naturales o tan automáticos que no valoramos o no tenemos en cuenta, ¿por qué un error tiene que pesar más que un acierto?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: