archivo

Archivos diarios: abril 8, 2010

El único aspecto en que las horas son un valor absoluto es cuando se multiplican por el coste por hora que tiene un determinado perfil, en lo demás no es para nada un valor absoluto, ya que el número de horas sólo indica tiempo dedicado al trabajo (que no necesariamente a trabajar) y no tiene en cuenta para nada la productividad.

No todos los técnicos tienen el mismo talento, no todos los técnicos tienen la misma profesionalidad, no todos los técnicos tienen el mismo nivel de concentración, por ese motivo las horas no son referencia de nada a la hora de medir trabajos realizados, salvo que se conozca muy bien a la persona o personas que van a realizar un determinado trabajo (en cuyo caso, las horas sí que pueden suponer una referencia). Esa es la razón por la cual no creo para nada en las bolsas de horas, aunque no tenga más remedio en ocasiones que utilizarlas. Lo mejor es trabajar por objetivos y a precio semicerrado (digo lo de semi, porque lo mismo hay contratiempos o cambios no esperados que implican una modificación pactada del coste), con una valoración económica lo más objetiva posible (evitando en lo posible el dedo al aire).